En los centros de actividades se desarrollan propuestas pedagógicas, socioculturales y comunitarias desde diferentes tipos de lenguajes y áreas como herramientas para promover el acceso y sostenimiento de la escuela y mejorar las trayectorias educativas de niños, niñas, jóvenes y adolescentes. Además, propician el acercamiento de las familias a la propuesta educativa que realizan sus hijos y generan lazos de pertenencia entre los chicos y su escuela.

Son espacios educativos donde se desarrollan actividades artísticas, deportivas, recreativas y de lecto-escritura. Donde se pueden desarrollar talleres de danza, música, radio, deportes, juegos, teatro, cuenta cuentos, y muchas otras propuestas alfabetizadoras, que impulsan nuevas formas de estar y de aprender en la escuela.

En los Centros Infantiles donde pueden asistir niños y niñas de 3 a 5 años se generan espacios educativos alternativos a la educación formal, para complementarla; y que permitan la atención y acompañamiento a la primera infancia como política pública garantizando el derecho de los niños y niñas a transitar sus primeros aprendizajes a través de formatos inclusivos que fomenten la sensibilidad, curiosidad y creatividad a través de los lenguajes artísticos y el juego.