Historia

Breve reseña del partido

Corría el año 1823 y quienes se aventuraban en el desierto no solamente se exponían a las emboscadas del indio; también pasaban hambre, frío y sed. Aquel día, el Teniente Blandengues frenó su cabalgadura y oteó una franca plateada en el horizonte; debían explorar las adyacencias del Río Salado hasta la Bahía de Samborombón. Estaban exhaustos y allí bebieron agua tan pura, que según la tradición, uno de los soldados exclamó “Es como agua e’ pila” aludiendo al sabor salado del agua de la pila bautismal.

El Partido de Pila fue creado por decreto suscripto por el Gobernador Juan Manuel de Rosas el 25 de diciembre de 1839 resultando de la división del Distrito de Dolores en tres nuevos partidos.

Sus límites fueron fijados por el citado decreto en los siguientes términos: desde la tapera de Picaza hasta el Salado, costeando ésta hasta el paso del Venado y de ahí hasta la estancia de Girado.
Se designó como primer Juez de Paz al señor Manuel Morillo, en diciembre del mismo año.

De acuerdo a la Ley de Municipalidades de 1854, a raíz de la cual se instalaron las primeras comunas electivas en la campaña de la Provincia, Pila realizó sus primeras elecciones el 22 de diciembre de 1855. La Municipalidad no se instala por carecer el Distrito de pueblo.

En el año 1866 el Juez de Paz solicitaba al Gobernador que se le diera la cooperación de una municipalidad y el 19 de febrero de 1867 díctese el decreto declarando que se nombrarían Comisiones Vecinales en aquellos partidos que no habían podido constituir su comuna por no tener pueblo. Así es que el 3 de marzo 1868 conforme al citado decreto el Gobernador Alsina designó la Comisión aludida.

El 31 de agosto se finaron nuevos límites en el Partido, pero a pesar de ello en el año 1891 por ley de dicha fecha, Pila ve reducida su extensión por haber sido tomada una parte de sus tierras destinadas a formar el Partido de General Belgrano.

La cabecera de Partido no tenía lugar fijo sino que ésta dependía de la residencia de la persona influyente en el momento.

 

La fundación del pueblo

El 26 de enero de 1888, una comisión del vecindario de Pila se presenta al Poder Ejecutivo, solicitando la expropiación de 2 leguas cuadradas con destino a la fundación de un centro de población.
El agrimensor Federico Bazzano indicó el lugar adecuado para trazar el pueblo. El 10 de septiembre de 1839 el agrimensor Lorenzo Valenga llevó a cabo la división y amojamiento respectivo, delineó la planta urbana, quintas y chacras de acuerdo a las indicaciones del Departamento de Ingeniería; tratando comprender en dicha planta los edificios públicos existentes. Siendo aprobada por el Gobierno el 9 de noviembre del citado año.
En noviembre de ese año el Gobierno dicta un decreto accediendo a la formación del pueblo y remite a la Legislatura un proyecto de Ley correspondiente sobre la base de expropiación de tierras, que establecía la mensura ordenada por el Poder Ejecutivo. La Ley respectiva no fue promulgada hasta el 10 de noviembre de 1908, donde afecta a los propietarios Isabel Agüero de Deneby, Matilde Agüero de Solanas, herederas de Eleonario Martínez, Dirección General de Escuelas, Antoni Rocca y Tomás Daley.

Nuevo trazado del pueblo

El 8 de abril de 1912 el Ministerio de obras Públicas ordena al Departamento de Ingenieros la subdivisión en solares, quintas y chacras de terrenos de la Dirección General de Escuelas. La planta urbana se componía de 23 manzanas, 12 quintas y 8 chacras y los encargados de realizar el proyecto son los agrimensores Juan Loustau y José M. Rey.
Es aprobado por el Departamento de Ingenieros el 2 de junio de 1912 y por el Poder Ejecutivo el 13 de julio del mismo año. El 27 de septiembre de 1912 el Ministerio de Obras Públicas ordena la operación de replanteo del pueblo y ejido de Pila siendo comisionados los nombrados agrimensores.
El 25 de febrero de 1913 el Poder Ejecutivo resuelve aprobar el replanteo del pueblo de Pila.
De esta manera se completa un proceso que llevó un tiempo desusado en comparación con otros hechos similares